Como bien se sabe en las producciones cinematográficas y televisión, se lleva a cabo todo un proceso de preparación para realizar los vestuarios de los personajes a interpretar, formando equipos de trabajo que requieren de talento de todo tipo de artes manuales y plásticas. Estos son integrados por experimentados dibujantes, diseñadores de alta costura, especialistas en escultura y caracterización, así como estilistas de pelucas y expertos en confección. En conjunto obtienen un producto final que veremos en algún filme o en alguna serie de televisión. considerando que esta industria cuenta con recursos económicos de gran importancia, para poder realizar este importante resultado.

Los cosmakers que son quienes realizan estos proyectos como un pasatiempo, a menudo son inspirados por sus personajes favoritos de anime, mangas, cómics, historietas, vídeo juegos, novelas, ilustraciones e incluso películas y series de televisión. pero no cuentan con los grandes recursos monetarios para realizarlos, y en muchas ocasiones no son expertos ni especializados en alguna rama de la confección o arte manual; y se valen de los conocimientos con los que cuentan y mucha creatividad.

A medida que avanza este pasatiempo del cosplay va mejorando y sorprendiendo cada vez mas, al grado de llegar a exponer proyectos realmente impresionantes.

Pero que sucede cuando el cosplay supera con mucho menos recursos a los diseños de las grandes producciones?

aquí algunos claros ejemplos:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here