Tras irnos a dormir después de una orgullosa gala de los Globos de Oro, nos despertamos de la manera más melancólica, pues uno de los íconos de la música tristemente pasó a mejor vida tras 69 de años de brindarnos llanto, emoción, cine y música, mucha música.

El Rey Camaléon de ojos curiosos, lleno de facetas inigualables, estrella del glam rock, icono estético y artístico de la segunda mitad del siglo XX, fue una más de las víctimas del cáncer. Así se anunciaba, hacia las 7:30 de esta mañana, en los perfiles oficiales del artista en Facebook y Twitter. “David Bowie ha muerto en paz hoy rodeado de su familia, después de una valiente lucha de 18 meses contra el cáncer. Mientras muchos de comparten la pérdida, pedimos respeto a la privacidad de la familia durante su tiempo de dolor”.

La noticia fue confirmada a primera hora de la mañana, también vía redes sociales, por su hijo, el director de cine Duncan Jones, de 44 años. “Lamento mucho y me entristece decir que es verdad”, ha escrito. El representante del artista ha confirmado también la noticia, según citan diversos medios británicos. El primer ministro británico, David Cameron, también ha lamentado la “enorme pérdida” de un “maestro de la reinvención”. “Crecí escuchando y viendo al genio del pop David Bowie”, ha escrito en Twitter.

Bowie fue un artista en permanente revolución. Desafió todas las convenciones en la música, el arte, la moda y hasta la sexualidad. Fue más que la voz de una generación. Su imaginación y su talento marcaron la segunda mitad del siglo XX tanto en la música como en el cine.

Para escribir sobre David Bowie requeriría de una tesis para hablar sobre lo grandioso que era este hombre, desde Space Oddity, su primer éxito, hasta su más reciente producción: Black Star. Para rendirle un tributo digno, prendan su reproductor de música y pongan a todo volumen Heroes, una de las mejores piezas de este artista o si prefieren, disfruten una de las 7 películas para recordarlo:

The Man Who Fell to Earth, 1976

La búsqueda artística de David Robert Jones le llevó a la gran pantalla y pronto conseguiría destacar con un papel que le quedaba como anillo al dedo: Thomas Jerome Newton, un extraterrestre. Nicolas Roeg le dirigió en la fascinante The Man Who Fell to Earth, título de culto que a partir de ahora aumentará su legión de seguidores.

The Hunger, 1983

Ésta es una de las películas más populares de David, donde su peculiar físico y magnetismo vuelve a jugar un papel esencial en este trabajo de Tony Scott donde, otra vez, destaca la estética por encima de la narrativa. En  conocemos a John Blaylock, un hombre entregado a su relación amorosa, eternamente… al menos, eso quiso creer.

Merry Christmas Mr. Lawrence, 1983

Jack Celliers, objeto de deseo de un oficial japonés en un campo de prisioneros, es otro de los papeles memorables de Bowie en el cine. En esta otra cinta se produce la afortunada colaboración del británico con el director Nagisa Ōshima y el músico Ryûichi Sakamoto, quien deja una maravillosa partitura.

Labyrinth, 1986

Personalmente, una de mis favoritas. La magia, el misticismo y la música que envuelven a esta película es sin duda una de sus mejores películas. En este filme le da vida a Jareth, el excéntrico Rey de los Duendes (Goblins). Él es la gran estrella de esta imaginativa y encantadora fantasía de Jim Henson que ayudó a impulsar la carrera de una joven Jennifer Connelly.

Basquiat, 1996

Tras dedicarle una canción en el disco Hunky Dory, Bowie se atreve a encarnar a otro icono artístico, Andy Warhol. Lo hace de la mano de Julian Schnabel en Basquiat, película basada en la vida del gran artísta posmoderno, neoexpresionista y precursor del grafiti, Jean-Michel Basquiat. La cinta hace un homenaje digno al arte y cuenta con, está por demás decirlo, un excelente elenco.

The Prestige, 2006

Uno de sus últimos papeles fue dando vida a otro genio en el delicioso juego que nos propone The Prestige El Gran Truco. Christopher Nolan (The Dark Knight) vuelve a demostrar su inteligencia para la puesta en escena y su buen ojo para los repartos al apostar por Bowie en el rol del mítico inventor Nikola Tesla; aunque irreconocible y ya de una edad avanzada, aporta ese carisma y poder de fascinación que necesitaba el personaje.

Como un plus les dejo 5 de sus mejores videos donde muestra la excéntrica personalidad del único e inigualable David Bowie. Por siempre héroes, descanse en paz El Rey Camaleón.

 

 

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here