El cosplay como pasatiempo o arte de apreciación solemos verlo en eventos y convenciones,

ya que en estos sitios es donde sus creadores pueden exponer sus cosplays físicamente, o bien en fotografías.

Tal es el caso del fotógrafo de Viena Austria, Klaus Pichler

Que trabaja para clientes internacionales, mas sin embargo también realiza sus propios proyectos en la fotografía.

Uno de estos proyectos es titulado “Just the two of us”  “Solo Nosotros Dos” donde a captado a cosplayers con trajes completos sin que muestren el rostro. Dentro de su entorno habitual, en situaciones cotidianas dentro de una casa.

Estos retratos podrían ser extraños, pues no son como usualmente se expone este tiempo de actividad artística, pero cuentan con un cierto atractivo, sobre todo el lado humano.

Pichler declara, ¿Quién no ha tenido el deseo de ser otra persona por un momento?,  Disfrazarse es una forma de crear un alter ego, una segunda piel, y hacer que los demás puedan percibirnos de otra manera, como si fuéramos dos personas en uno solo, “Solo nosotros dos” refiriéndose a dos personalidades, dos trajes, el que se muestra y el que esta detrás de el, en la misma fotografía.

Finalmente Pichler concluye que los trajes completos que no muestran el rostro de la persona detrás de el, representan el alter ego, mientras que el espacio que lo rodea de una forma cotidiana es el telón de fondo, como si esta fuera la escenografía que muestra a la persona detrás del disfraz o cosplay.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here