Quien no recuerda los días en que uno conseguía un juego, llegaba a casa, encendía la consola  y la televisión, insertaba el cartucho o disco, se acomodaba en el sillón y jugaba hasta que nuestros padres nos mandaban a dormir o se nos acababa el tiempo? Esos eran buenos tiempos.

No digo que los tiempos no hayan mejorado, tenemos mejores juegos más complejos y divertidos pero esos días de llegar al hogar y jugar un par de horas parecen cada vez más lejanos, sobre todo cuando llegas con ansias de jugar y te encuentras con que tu consola o el juego que acaba de salir y conseguiste ese mismo día necesita una actualización.

 

Y llamarles actualización es mucho, ya que no están mejorando el juego o trayendo nuevo contenido, si no que son parches que corrigen errores que el juego tiene, y en algunos casos, los clásicos parches del “Día 1” que muchos juegos recientes tienen y que comúnmente son grandes descargas que ocupan la preciada memoria de tu consola o equipo.

Kronos1
Parches de hasta mas de una hora que plagan muchos de los juegos actuales

Este tipo de descargas tan exorbitantes, en mi opinión, no deberían existir; las compañías se apresuran a sacar un juego que no está terminado, que no está bien pulido, y que una vez que está a la venta, sacan un gran parche obligatorio para si quiera poder pasar al menú principal o acceder al multijugador, y juegos como el infame Assassins Creed Unity, The Witcher III, Halo: The Master Chief Collection y Borderlands: Una Colección Muy Guapa, son ejemplos donde el jugador paga una cierta cantidad     de su dinero ganado con esfuerzo por un producto terminado y listo para usar, pero en muchas más ocasiones de las que uno quisiera se encuentra con un juego lleno de problemas gráficos, sin terminar, hasta el tope de bugs y glitches.

Como jugadores y consumidores nos estamos dando cuenta que estos aspectos son cada vez más comunes, lo cual nos lleva a preguntarnos qué pasa con las compañías. ¿Están muy apurados por sacar el juego al mercado aunque no este completo solo para asegurar ventas? ¿Olvidamos que son juegos más complejos y ambiciosos que obviamente tendrán ciertos problemas ya que nos quieren ofrecer una experiencia fresca y divertida? ¿Se sienten presionados por los jugadores que les exigimos un juego perfecto el día que nos lo prometieron? ¿O estamos conformes con recibir un juego antes aunque no este terminado?

12
Assassin’s Creed Unity nos dio errores que causaban pesadillas.

Ahora bien, hay que recordar que los juegos de ahora han evolucionado, y nos ofrecen nuevas y mejores experiencias, además de increíbles diseños y nuevas tecnologías, con lo cual uno creería que los estándares de calidad deberían ser mas altos. Quizá la compañía no está aprovechando los recursos que tiene o estos están siendo enfocados de una manera errónea. Y también, gracias a los medios de comunicación, la retroalimentación es pública e instantánea, lo cual nos llevaría a pensar que nuestras críticas y propuestas son tomadas en cuenta, y en muchos casos es cierto. Pero lo que se ve es otra cosa, ya que últimamente hay decenas de quejas de alguien que compra un juego e inmediatamente comenta de errores y se sienten insultados por las compañías que creen ellos los consideran como testeadores de un juego incompleto.

Pero, y claro que hay excepciones, no se puede nombrar a todo pequeño detalle que nos molesta un bug o error, ya que hay aficionados que culpan de esto a cualquier error visual o gráfico.

Esta el caso donde los gráficos tardan en cargar, algunas texturas que no aparecen cuando deben u objetos que aparecen dentro de otros, y estos no son problemas de bugs o errores, sino que son casos donde hay una falla con el motor gráfico o porque los desarrolladores decidieron llevar un poco                      .                                                              mas al limite los limitantes del sistema.

También no falta el jugador que se fascina por encontrar estos errores, ver lo que pueden hacer con estos casos que hasta consideran divertidos o como ayudas no planeadas, hay incluso glitches de culto o los que nos ayudan a terminar mas rápido un juego, y que en la comunidad gamer de hoy son bien aceptados en los clásicos speedruns (acabar un juego lo mas rápido posible).

 

En conclusión, no hay que olvidar que los juegos están diseñados para divertirnos y entretenernos, y una falla que no dañe nuestra partida o progreso se debería tomar como eso, una falla que tiene arreglo y que puede sacarnos hasta una risa o un WTF. Pero también las compañías no deben olvidar que somos clientes y que como consumidores merecemos un producto completo, y nosotros no debemos olvidar el esfuerzo y tiempo que requieren para poder ofrecernos algo así. Las compañías también están muy al día y al pendiente para ofrecernos la mejor experiencia y juegos que pueden llegar a ser memorables, y aceptémoslo, también es un producto que necesitan vender para generar ganancias y así poder seguir ofreciéndonos algo que nos dará horas de diversión.

 

Kronos

Twiter: @JJkronosDG

Facebook: facebook.com/kronosdg

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here