El día de ayer, en punto de las 4 de la tarde en el hotel Four Seasons de la nueva CDMX se llevó a cabo una de las más grandes y más caóticas conferencias de prensa en la ciudad. ¿El motivo? Nada más y nada menos que Leonardo DiCaprio, quien no visitaba el país desde hace 20 años cuando filmaba Romeo + Juliet y el director Alejandro González Iñárritu; ambos vinieron a promocionar su más reciente película frente a los principales medios de comunicación del país.

Minutos antes de comenzar la conferencia, la oficina de registros cerró sus puertas dejando a varios periodistas fuera de las oficinas de Recursos Humanos del hotel Four Seasons en Hamburgo 325. Era obvio que tratándose de personalidades de moda como son Leonardo DiCaprio y El Negro Iñárritu, los periodistas estallaran enfurecidos tratando de entrar por la fuerza a la sala de conferencias. Después de varios minutos de presión, la seguridad dejó pasar a los medios faltantes y a uno que otro fanático colado.

Una vez “calmados” los ánimos y con la sala a reventar de medios, entre gritos inquietantes de camarógrafos enojados, el director y el protagonista de esta bella película platicaron sobre la excelente relación que lograron durante la filmación de The Revenant.

En cada oportunidad que tenía Iñárritu, dejó en claro que el no hubiera sido nada sin un excelente protagonista, un impresionante fotógrafo y en general un crew que se merece el respeto y admiración por la gran complejidad del filme.

Después de varias preguntas superficiales de algunos medios de comunicación, el director mexicano comentó: “Pudo ser un gran fracaso, la razón (de que no) fue porque todos pusimos el corazón, mucho dinero, pero la razón principal es, al estar filmando, la gente se da cuenta que este performance recarga en un personaje de la talla de Leo. Encontré al actor que yo esperaba. Para este proyecto necesitaba un camarada, un guerrero, pero también encontré a un gran amigo y eso pocas veces sucede… Si algo le debo es que cargó con la cámara en sus hombros, dio todo su coraje, su instinto maternal, su odio y su venganza. Leonardo DiCaprio ya es mi hermano”.

Entre bromas, El Negro también comentó que descansara en los siguientes seis meses, aunque realmente no sabe que es eso, ya que siempre tiene la inquietud de seguir trabajando… A pesar de sentirse satisfecho con su más reciente producción, afirmó que no volvería a hacerlo. Personalmente lo dudo ya que el mexicano siempre ha luchado por salirse de su zona de confort para intentar cosas innovadoras.

Por otro lado, el actor humanitario también tuvo increíbles palabras para su director cuando le preguntaron si volvería a trabajar con él: “Trabajé con Alejandro porque es uno de los directores más transgresores del momento. Nos sumergimos en una experiencia que pocas películas consiguen. Volvería a trabajar con él porque esa búsqueda de autenticidad es la base del cine que a los dos nos gusta”, dijo sonriendo.

En cuanto a su nominación al Oscar, DiCaprio afirmó: “El Oscar no fue la intención al hacer la película. Haces una película para que contribuya al arte. Si te premian o no es otra cosa… Todos estaríamos contentos si ganáramos el Oscar tras este duro viaje a la naturaleza. Pero bueno, está fuera de nuestro control”.

The Revenant es la película más taquillera del mexicano y ya se encuentra en carteleras, si no la han visto, vayan a disfrutar esta bellísima y sobrecogedora experiencia.


 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here