El cine es un arte multidisciplinario donde se entrelazan sin fin de artes y oficios como lo pueden ser la literatura, la actuación, la pintura, la arquitectura, la fotografía, etc. Una vez que se ha filmado la película viene otro tipo de arte: la difusión. Desde hace muchos años el trabajo del cartelista es sumamente importante pues como dice el dicho, “de la vista nace el amor”, el cartel debe ser atractivo para que sumado al gran elenco que conforma la cinta pueda impactar al público y así pueda asegurar un éxito en taquilla.

La Época de Oro del Cine Mexicano nace como consecuencia directa de la segunda guerra mundial, las principales industrias cinematográficas estaban en Europa y Estados Unidos, pero al haber participado en el último gran conflicto armado, se vieron gravemente afectadas en muchos rubros, entre ellos la cultura audiovisual. Por ello, el cine mexicano se posicionó como una de las industrias de más calidad en todo el mundo.

Algunas de las películas que se produjeron en esta época son Allá en el Rancho Grande, Así se quiere JaliscoAhí está el Detalle, Corazón de Fiera, entre muchísimas otras, pero además de ser parte de una época que marco México también tienen otra cosa en común, el autor de los carteles de su promoción: Josep Renau, artistas gráfico que ilustró más de 50 películas de producción mexicana.

Renau partió hacia el exilio, al finalizar la guerra civil española (1936-1939). Desde el puerto francés de Saint-Nazaire el 6 de mayo de 1939 salio rumbo a México, junto con otros exiliados españoles. Después de llegar a Nueva York, y tras un larguísimo viaje en autobús, Renau se instala con su familia en Ciudad de México en junio de 1939.

México, bajo la presidencia de Lázaro Cárdenas, acogió generosamente a los republicanos españoles, En 1940 el Gobierno mexicano incluso ofreció a los refugiados la nacionalidad mexicana.De este modo Renau dejó de ser español a efectos legales y se convirtió en mexicano, nacionalidad con la cual moriría en 1982.

Al poco tiempo de llegar a la Ciudad de México, Renau, que por entonces contaba treinta y dos años y podía considerarse ya un artista maduro, encontró en el diseño gráfico un modo de vida. Haciendo ante todo portadas de revistas y libros, carteles de cine y publicidad comercial. Creó un taller de diseño llamado Estudio Imagen, con el que se abre una época gráfica muy prolífica.

Ciertamente se trata de una época en la que trabajó haciendo algo que no le satisfacía plenamente ya que en muchas ocasiones tuvo que reprimir sus ansias creativas, y adaptarse a los dictados de sus clientes. De aquellos tiempos nos queda una inmensa obra con innumerables carteles de cine, Queremos dejar constancia de que a pesar de sus reticencias hacia este “cartelismo de encargo”, hay muchos de ellos que son verdaderas joyas. Les dejo algunos de sus mejores carteles:

 

 


 

Recuerda seguirnos en nuestras Redes Sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/AnimxIQ

Twitter: @AnimxIQ

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here