Te presentamos la urna biodegradable “Bios Urna” que utiliza suelo y cenizas de incineración de hacer crecer un árbol a partir de los restos de tu ser querido.

Con el apoyo de un sensor y una aplicación que te dicen el seguimiento de humedad, temperatura del suelo, niveles de exposición a la luz, y la conductividad eléctrica, así como un dispositivo que se encarga automáticamente del riego, ahora tendremos una muy buena manera de recordar a alguien después de la muerte.

A nadie le gusta pensar en la muerte de un ser querido, ya sea de amigos, familia, o incluso de nuestra mascota, pero en realidad es lo único que tenemos seguro en la vida. Por otra parte nuestros restos siguen teniendo un impacto sobre el medio ambiente, y a medida que el planeta se vuelve más y más lleno de gente, es momento de reconsiderar nuestras opciones.

Algunos de los problemas con el entierro son: en primer lugar la falta de espacio, una vez que están los cuerpos bajo tierra, todos los productos químicos utilizados para el proceso de embalsamamiento, incluyendo formaldehído, fenol, metanol y glicerina, se filtran en el suelo. Además de que necesita una gran cantidad de agua y fertilizantes para mantener las parcelas tan verdes.

Muchas personas consideran que la cremación la opción más respetuosa hacia el medio ambiente, ya que no ocupa espacio en la tierra, ni fugas de productos químicos en el suelo, pero ciertamente no es perfecto. En primer lugar, está el costo de la energía de la quema de cuerpos a cenizas.

El horno crematorio utiliza alrededor de 285 kWh de gas y 15 kWh de energía eléctrica de media por la cremación, más o menos las mismas demandas de energía doméstica como una sola persona durante un mes entero.” Aseguró Leo Hickman en The Guardian.

Así como los gases de efecto invernadero que se producen por la quema del cuerpo, incluyendo monóxido de carbono, bien hollín, dióxido de azufre y metales pesados . Hickman informa que la cremación es responsable del 16% de la contaminación por mercurio en el Reino Unido.

Otro problema sería que no tenemos una gran cantidad de opciones disponibles para nosotros en la muerte, hasta ahora.

Dos diseñadores italianos están trabajando en ‘eco’ vainas que actúan como ataúdes naturales haciendo que brote un árbol de tus restos, pero son ilegales según la legislación vigente en Italia en relación a lo que se conoce como enterramientos naturales.

La ley italiana establece que sólo pueden ser ataúdes hechos de madera y estaño, y deben ser enterrados y controlados en un área protegida cerrada,” informó Jessica Orwig en Business Insider.

 

En los E.U.A. y el Reino Unido, los entierros naturales sólo se permiten en algunas propiedades, cuidadosamente seleccionadas, y esto es poco probable que cambie a corto plazo.

Pero la buena noticia es que los inventores están actualmente recaudando  fondos para la urna a través de Kickstarter, y esperan comenzar a enviar en noviembre. ¿A ti te gustaría ser un árbol?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here